Cómo empapelar una pared

Cómo empapelar una pared

Los papeles pintados son unos de los revestimientos más tradicionales, de gran valor estético, permiten cubrir paredes defectuosas. Poseen una dificultad media en su colocación y su costo es aceptable. Son especialmente aptos para decorar dormitorios, salas de estar, oficinas y bibliotecas.

En primer término determinaremos el tipo de papel que mejor se adapte a nuestra pared. Para paredes irregulares emplearemos papel espumante, papeles con relieve o estampados con dibujos grandes.

En el caso de que las paredes estén descascaradas, deberemos repararlas, rellenando con masilla plástica.

El pegamento que utilicemos depende del tipo de papel que hayamos seleccionado. También podemos optar por emplear papeles pre-encolados

Los papeles pintados pueden ser de distintos materiales: papel, vinilo, otros materiales plásticos (adecuados para cocinas y baños).

Cómo colocar papeles pintados:

El papel pre-encolado debe mojarse para que se active el pegamento. Debemos introducir el papel en agua, para que el pegamento funcione. Si el papel es común (sin pegamento), introducimos el papel en una solución de cola diluida en agua. El papel pintado se vende en rollos de tamaño estándar.

Antes de empapelar debemos limpiar la pared y verificar el estado de su superficie. Si presenta rugosidades o hendiduras, debemos repararlas. En caso de que exista un empapelado anterior, lo más adecuado es retirarlo empleando una rasqueta.

Cuando las paredes están listas, comenzamos a pegar el papel. Para ello debemos cortar piezas papel que encolaremos y colocaremos. Las piezas deben tener una longitud igual al alto de la pared, con un sobrante de 4 cm, para cubrir cualquier margen en la parte baja o alta del papel.

Cortamos la primera pieza del largo deseado y luego, debemos superponer la pieza cortada sobre el rollo, de modo que coincidan los diseños, y cortamos lo que nos pueda sobrar. Para facilitar la colocación, podemos numerar las piezas por la parte posterior con lápiz e indicar con una flecha la parte superior del papel.

Para el encolado del papel debemos llenar un recipiente con agua a temperatura ambiente y cola, en la proporción recomendada por el fabricante. Si el papel es pre-encolado, sólo colocaremos agua.

Encolamos las piezas una por una, enrollándolas con la parte trasera hacia dentro. Introducimos la pieza en la cola, presionando hacia abajo para quitar las burbujas de aire.

Es necesario dejar cierto tiempo en remojo el papel, siguiendo el consejo del fabricante. Para retirar el papel, levantamos un trozo de la pieza primero y lo plegamos como acordeón. Lo dejamos reposar un rato más, para que absorba el pegamento.

La primera tira la colocaremos en la mitad de la pared, ya que no es posible que la primera y la última tira no coincidan exactamente. Al colocarlas en el medio, disimularemos este defecto y trasladaremos los remates a las esquinas.

Trazamos una línea vertical sobre la pared, que emplearemos como guía para el borde derecho de la tira. Desplegamos la tira y la pegamos de arriba hacia abajo, alisando con espátula de goma para eliminar burbujas de aire.

La segunda tira se hace coincidir en el diseño y debe estar alineada con la primera.

Luego se colocan las restantes piezas hasta completar la pared. Una vez concluida la pared, recortamos con un cúter los sobrantes en la parte del techo y la del piso.

Las esquinas son puntos neurálgicos del empapelado, debemos colocar cuidadosamente el papel porque puede romperse al presionarlo para quitar el aire. Las tiras de las esquinas deben tener el ancho de la porción de pared sin recubrir, agregándole cinco centímetros de tolerancia. Luego recortamos los excesos como en la parte del techo y el piso.

Repetimos la operación con todas las paredes, hasta cubrirlas completamente.

Cuando llegamos a una abertura (puerta o ventana), la mejor manera de que la pieza de papel coincida sin problemas, es pegarla sobre la misma y luego recortar el excedente. De la misma manera procederemos con los interruptores y tomacorrientes eléctricos.

Copyright © 2009 Decorar paredes