Relojes de pared

Relojes de pared

Un reloj es un instrumento para medir el tiempo y debido a su función, nos acompañan permanentemente en nuestro hogar, para marcar el ritmo de nuestras actividades.

Los relojes de pared se utilizan desde antaño para indicarnos el paso del tiempo, pero también con una finalidad decorativa, adaptándose a todos los ambientes y situaciones. El reloj es un distintivo de la vida moderna.

Existe una gran variedad de relojes de pared, con características diferentes de acuerdo a sus aplicaciones y al ambiente en que se encuentran. Pueden ser analógicos o digitales, tener agujas o números digitales, contar con sonido o ser silenciosos, todo depende del uso que les demos.

Decoración con relojes de pared:

Entre estos relojes, un clásico que siempre cautiva son los relojes de cucú, esta simpática creación es una de las piezas más antiguas de la relojería mecánica, aunque actualmente encontramos relojes de cucú con mecanismo de funcionamiento a pila.

La tradicional casita florida de la cual asoma el pajarito cada cierto lapso de tiempo, que puede variar a voluntad, tiene su sitial favorito en las salas y bibliotecas, pero también pueden decorar las paredes de la cocina, el recibidor y el cuarto infantil.

Dentro de la misma línea ubicamos a los relojes de péndulo y a los de carillón. Estos relojes se caracterizan por presentar un péndulo en su base que oscila al ritmo del mecanismo de las agujas. El reloj de carillón, cuenta además con un sistema de sonido que indica las horas, divididas en cuartos, empleando un sonido diferente para cada momento indicado (cuarto de hora, media hora y hora en punto).

Además de estos tipos de relojes de pared tradicionales, podemos encontrar en la actualidad, una gama casi infinita de diseños, creados en serie o por diseñadores industriales.

Las posibilidades son ilimitadas y los diseños van desde la onda retro hasta lo vanguardista. El uso de objetos de la vida cotidiana para decorar estos objetos utilitarios, los colores vivos, el empleo de simbología, son algunos de los elementos que caracterizan a las tendencias en relojes de pared. la importancia que se da a la imagen, está plasmada en el diseño de estos instrumentos del tiempo que marcan nuestro ritmo de vida cotidiano con despiadada exactitud desde todas las paredes de la casa.

Existen miles de formas en las que podemos emplear estos objetos en la decoración de las paredes, como centro de atención, colocando un reloj de proporciones importantes y diseño ultra moderno sobre una pared blanca, como parte de un conjunto decorativo, utilizando un reloj que combine con el resto de los elementos de la pared. Como contraste, utilizando por ejemplo, un reloj antiguo sobre una pared moderna.

Tanto como elementos decorativos o como instrumentos de medición del tiempo, los relojes de pared son objetos indispensables en la decoración actual.

Copyright © 2009 Decorar paredes